EJE 4: Docencia y titulaciones de futuro

Titulaciones Escuela 

Necesitamos hacer una reflexión consensuada entre todos/as sobre cuáles son las titulaciones que en un futuro pueden ser más relevantes desde el punto de vista profesional y académico. Además, debemos decidir si el estado de las titulaciones actual es razonable o merece la pena una adecuación de estas (eliminando, combinando o creando nuevas titulaciones). Sabemos que es un tema delicado porque afecta a cuestiones del desarrollo profesional en cuanto al profesorado, pero es el momento de abordarlo y adaptar nuestra oferta a lo que la Sociedad nos está pidiendo, en el ámbito profesional y el ámbito social. En este sentido debemos introducir conceptos asociados a la Sostenibilidad en el Curriculum y la incorporación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la docencia universitaria. Se pueden consultar estos dos documentos como referencia de estas dos cuestiones:

https://redcampussustentable.cl/wp-content/uploads/2018/03/3-Directrices_Sosteniblidad_Crue2012.pdf

https://www.fundacioncyd.org/universidad-espanola-objetivos-del-desarrollo-sostenible

Esta reflexión debe hacerse desde todos los estamentos y el proceso debe ser participativo por parte de toda la Escuela. Mi propuesta es poner lo más pronto posible en marcha una comisión de trabajo que pueda evaluar nuestras titulaciones y ofrecer soluciones viables. La comisión se encargará de evaluar las titulaciones actuales, haciendo un análisis de viabilidad de las mismas y definiendo unos criterios propios que nos permitan tener indicadores de viabilidad como serian la carga docente involucrada y la eficiencia de la titulación. Estos criterios nos permitirán analizar la evolución de las titulaciones y poder tomar decisiones al respecto. La comisión debe integrar a PDI, PAS, Estudiantes y Profesorado Tutor.

De esta misma reflexión podremos hacer un mapa de asignación docente que nos permita detectar desequilibrios en las cargas docentes e intentar informar/actuar sobre estos desequilibrios. Parece razonable que, si somos capaces de adecuar las cargas docentes de los profesores/as de la Escuela, podremos equilibrar las horas de dedicación docente y disponer de más horas para las tareas de investigación u otras.

No solamente debemos fijar nuestra atención en las titulaciones oficiales centradas en la propia Escuela, sino colaborando con otras Facultades y Escuelas. De esta manera, tenemos que explorar la creación de dobles grados. Ejemplos factibles que se podrían implementar desde la legislatura serían los siguientes: Informática y Matemáticas o Ingeniería Informática y Administración y Dirección de Empresas. En cualquier caso, siempre se partirá del punto de consenso inicial que será definido en la comisión de docencia anterior. Tampoco debemos olvidarnos de la posibilidad de los micro-grados, y es objetivo de esta candidatura fomentar el desarrollo de éstos.

Nuestra universidad es única en la forma de ejercer la enseñanza, contando con un potencial humano increíble para ejercer el apoyo tutorial a los estudiantes desde los centros asociados. La UNED dispone de cerca de 200 edificios y 6.500 profesores tutores que ofrecen diversos servicios académicos en todo el territorio nacional. Sin embargo, los profesores de la sede central, no estamos acostumbrados ni hemos sido tampoco entrenados para ser “coordinadores” de los profesores-tutores que tenemos asignados. Quizás es una de nuestras asignaturas pendientes más urgentes, ya que un equipo bien coordinado puede conseguir ofrecer el mejor servicio a nuestros estudiantes, si conseguimos distinguir nuestros roles y coordinar las diferentes tareas académicas asignadas a cada uno de forma eficiente. Una forma de conseguir mayor cercanía y sensación de equipo entre profesores y profesores-tutores sería fomentar la participación de los éstos últimos en las redes y jornadas de innovación docente.

Deja una respuesta