EJE 6: Acción Social

accion social

Es importante vertebrar las actividades trasversales de nuestra formación al alineamiento con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), de forma que consigamos acercar nuestra forma de enseñar y el conocimiento y habilidades que transmitimos a las necesidades reales de los ciudadanos, y, en definitiva, acercar la transferencia de nuestras acciones (tanto formativas como de investigación) a nuestra sociedad.

La Escuela debe participar como motor de cambio y de innovación en proyectos que pueden acercar la transferencia de resultados de proyectos de investigación y de innovación a las necesidades de la sociedad.

No solo los proyectos de investigación y de innovación permiten la transferencia, sino que los propios proyectos/trabajos de finalización de la titulación implementan soluciones interesantes desde el punto de vista de dicha transferencia. En concreto, los TFG y los TFM que se realizan en la Escuela proporcionan muchas veces diseños o soluciones informáticas que intentan resolver problemas concretos de la vida real. En ocasiones, además, sus objetivos particulares están alineados con los objetivos de desarrollo sostenible, tanto con aspectos medioambientales, eficiencia energética, robótica aplicada, tecnologías accesibles o aplicadas a la educación, etc. Con ello, no solo se consigue concienciar a los ciudadanos acerca de los beneficios de aplicar las tecnologías para conseguir avanzar en el cumplimiento de estos ODS, sino también difundir los trabajos como casos de buenas prácticas. Para darles relevancia y ponerlos en valor se propone la realización de un Premio anual para TFG y TFM con independencia de la temática entre los realizados por los estudiantes de la Escuela.

Aprovechando el desarrollo de estos TFGs/TFMs y la capacitación profesional de nuestros estudiantes/egresados, se debe promover desde la Escuela el emprendimiento social en las TIC de nuestros estudiantes (en colaboración con la oficia de emprendimiento). También debemos entablar contactos con organizaciones del tercer sector (como Cruz Roja Española), o con fundaciones de empresas (por ejemplo, fundación Telefónica) para establecer acuerdos para prácticas de nuestros estudiantes (en el contexto de TFG, TFM u otro tipo de prácticas). En concreto, se puede usar el paradigma del Aprendizaje-Servicio y afianzar las relaciones con la Oficina Aprendizaje-Servicio de la UNED para dar viabilidad a los proyectos relacionados.

Además de todo lo anterior, necesitamos una oficina de atención al estudiante, donde se puedan dar orientaciones ante situaciones que se plantean nuestros estudiantes: abandono, que optatividad elegir, todos los temas relativos al trabajo fin de grado (oferta, prerrequisitos, etc.). Esta oficina debe ser el enlace directo que realice la coordinación con UNIDIS para dar respuestas adecuadas y con un protocolo y formatos estandarizados a nuestros/as estudiantes con necesidades especiales. Esta oficina podría también ayudar a la universidad a revisar el grado de accesibilidad de los servicios académicos.

Finalmente, y no por ello menos importante, debemos trabajar en el aspecto del equilibrio de género en nuestras titulaciones, estableciendo una colaboración con la oficina de género para diseñar una estrategia para la captura de vocaciones. Debemos fomentar la presencia de nuestras estudiantes en las titulaciones y dar visibilidad a sus progresos académicos y profesionales.

Deja una respuesta